¿EL MMM?

El Movimiento Misionero Mundial es lo que su nombre sugiere:
Un Movimiento. El movimiento es un efecto. La gran causa de este movimiento es la acción del Espíritu Santo con sus dones y frutos operados a través de hombres y mujeres, con una clara y amplia visión de la necesidad de las almas perdidas, con un reconocido espíritu de fe y de sacrificio, y un testimonio limpio; que invitando al Gran Misionero, nuestro Señor Jesucristo, sitúan en segundo plano todo interés material, personal, religioso, denominacional, para concederle el primer lugar y la prioridad al supremo interés del cumplimiento de la gran comisión y de la evangelización del mundo.

Es Misionero. Su objetivo es la promoción y la extensión de la obra misionera, la evangelización y la salvación de las almas.

Es Mundial. Su visión y acción es en todo el mundo, "hasta lo último de la tierra".

En su base, el Movimiento Misionero Mundial reconoce y adopta para todas sus actividades, los principios bíblicos de amor fraternal, unidad espiritual, compañerismo, respeto mutuo, cooperación, comunión, confraternidad e igualdad con todo el Pueblo de Dios.

Sus oficinas principales radican en Puerto Rico. La Junta Oficial de esta institución está compuesta por: El Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero y Vocales. Además la obra consta de Supervisores Misioneros, Supervisores Nacionales y Representantes de la Misión, los cuales nombra la Junta Oficial. Como organización, la Junta de Oficiales es el cuerpo que vela y rige los principios, objetivos y metas de la obra. Las congregaciones domésticas y obras misioneras en los distintos países, levantadas, sostenidas y organizadas directamente bajo los auspicios del Movimiento Misionero Mundial, estarán bajo la directa responsabilidad de esta organización.

Sus fundadores, el Rev. Luis M. Ortiz, junto a los obreros que Dios fue uniendo entendieron la visión que Dios les impartió. La Visión: el Mundo para Cristo. Nació esta obra con un plan de trabajo de: Invadir diferentes países latinos, celebrar campañas evangelísticas y fundar iglesias, celebrar cursillos bíblicos intensivos para adiestrar obreros nacionales, y establecer nuevas obras.

De esa forma, inicialmente esta obra fue "por los caminos de América" y Dios no tardó en cumplir Su promesa. En poco tiempo la obra entró en prácticamente todos los países de América Latina. Pero la visión declaró que el plan de Dios era más amplio. Por lo que la obra se fue extendiendo a Europa y luego a todo el mundo. La visión profética se ha ido cumpliendo, casi 50 años de su fundación, el Movimiento Misionero Mundial está trabajando en todos los continentes, en más de 60 países, con más de 6,000 congregaciones y un cuerpo ministerial sobre los 8,000 obreros... "por los caminos de América y alrededor del mundo".
El Movimiento Misionero Mundial es:
Un movimiento con efectos (los frutos), cuya gran causa es el Espíritu Santo y que imitando al gran misionero, Jesucristo, surge sembrando la esperanza a los corazones.
Es una obra de obediencia.

  • Es una obra de visión.
  • Es una obra misionera.
  • Es una obra de fe.
  • Es una obra de sacrificio.
  • Es un frente de trabajo.
  • Es una obra apostólica.
  • Es una obra profética.
  • Es una obra de fruto.
Acerca de los frutos:

  • Millones han escuchado el Evangelio del Reino.
  • Decenas de miles de personas han sido sanadas, salvadas y llenas del poder de Dios.
  • Millones de tratados y literatura cristiana distribuidos.
  • Miles de capillas y templos levantados.
  • Cientos de estudiantes graduados de los Institutos Bíblicos.
  • Millones de dólares recibidos y enviados en este trabajo misionero en pro de la salvación   de las almas.
  • Un trabajo positivo de madurez cristiana, solidez bíblica, estabilidad espiritual, sana doctrina, testimonio limpio y conceptos definidos de los valores eternos.
  • El Movimiento Misionero Mundial trabaja para la eternidad, y sólo en la-eternidad se podrá conocer todo acerca del fruto. ¡Alabado sea Dios!

Movimiento Misionero Mundial.... El mandato que nos obliga es la Gran Comisión La voz que nos llama es el clamor de las almas. La verdad que nos impele es que la mies es mucha. La visión que nos ilumina son los campos blancos. La necesidad que nos inquieta es los pocos obreros. La pasión que nos conmueve es la condición de las almas. El motivo que nos inspira es la gloria de Dios. La fuerza que nos impulsa es el Espíritu Santo. La meta que nos atrae es la evangelización del mundo. La causa que nos cautiva es la obra misionera. La urgencia que nos moviliza es la brevedad del tiempo. La realidad que nos alienta es el abundante fruto.

"Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa simiente; mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas." Salmo 126:5-6.

 

RESEÑA HISTORICA

El Movimiento Misionero Mundial se registra oficialmente ante el departamento de Estado Libre Asociado de Puerto Rico, el 4 de febrero de 1963.


“Esta Obra es de Dios, y yo no sabía lo que el Señor se proponía… Con gozo y gratitud podemos decir que es Dios quien está levantando al Movimiento Misionero Mundial…” Rev. Luis M. Ortiz

 

Estando en la obra misionera en Cuba, Dios le dio testimonio al hermano Ortiz a través de distintas revelaciones en donde hubieron visiones dadas a varias personas simultáneamente, en las cuales Dios hablaba acerca de una gran obra de alcance mundial, para lo cual debía salir de Cuba.


FUNDADOR DE LA OBRA


Rev. Luis M. Ortiz, natural de Corozal, Puerto Rico. Nació el 26 de septiembre de 1918 y fue el octavo hijo de Don Miguel Ortiz y Doña Aurelia Marrero. Fundador y Presidente del Movimiento Misionero Mundial, desde el 1963 hasta el 1995. A la edad de 10 años conoció al Señor y esa misma noche fue consciente del llamado de Dios al ministerio. Más adelante su familia se traslada a la ciudad de San Juan y allí siguió sirviendo al Señor.


Terminó sus estudios y comenzó a trabajar en el Periódico "El Mundo", trabajo al cual renunció más tarde para obedecer al llamado del Señor para estudiar su Palabra en el Instituto Bíblico Mizpa de Puerto Rico. En ese tiempo, Dios estaba tratando con él sobre su llamado a Cuba, y en un culto en un hogar mientras oraba, se rindió al Señor para obedecer al llamado a la obra misionera.


En el año 1943 se casa con la Hna. Rebecca Hernández Colón; con quien procreó dos niñas, Damaris y Priscila. Ese mismo año salieron juntos al campo misionero, a la República Dominicana, y luego a Cuba donde trabajaron incansablemente viendo la gloria de Dios por espacio de 17 años y allí dejaron unas 60 iglesias y un precioso cuerpo de obreros del Señor.


Regresa a Puerto Rico para el año 1960 por mandato del Señor y para el año 1963 inicia la obra del Movimiento Misionero Mundial.


Hombre de carácter reservado, manso, humilde, espiritual, santo, firme en sus convicciones, amable en sus tratos con las demás personas, especialmente con los obreros del Señor.


Misionero con una visión amplia, evangelista con grandes resultados en almas salvadas y grandes milagros obrados por el Señor, pastor, maestro de la Palabra, escritor profundo, claro y comprensible, poeta, con más de 200 poesías escritas. La Obra que desarrolló es una de fe, sacrificio, sufrimiento; muy abundante en frutos de muchas almas rendidas al Señor, centenares de iglesias establecidas y obreros llamados al servicio de la obra.


Fue fundador de la revista misionera mensual, "Impacto Evangelístico", la cual después de 50 años se sigue publicando mensualmente. Viajó incansablemente, dando campañas evangelísticas, celebrando convenciones, congresos, confraternidades y conferencias Misioneras.


Mientras otros con el transcurso de los años habían cambiado, el Rev. Luis M. Ortiz Marrero se mantuvo firme en sus convicciones y en los principios de la Obra de Dios, sin variar en los fundamentos de la doctrina ni en el testimonio de su vida.

 

Al Señor le plació llamar a su siervo y el 26 de septiembre de 1996 cuando fue promovido a su presencia. Sin lugar a dudas, el Rev. Ortiz fue un hombre de Dios con pasos de gigante, su lema: "AVANZANDO POR LOS CAMINOS DE AMÉRICA Y DEL MUNDO."

LEMAS DEL MMM

Impacto 70
Avance 71 Poder 73
Visión 74 Expansión 75 Unción 76
Victoria 77 Esfuerzo 78 Sacrificio 79
Clamor 80 Redención 81 Cosecha 82
Unidad 83 Avivamiento 84 Pentecostés 85
Fuego 86 Fidelidad 87 Santidad 88
Gloria 89 Humildad 90 Obediencia 91
Firmeza 92 Perseverancia 93 Intercesión 94
Oración 95 Consagración 96 Conquista 97
Fortaleza 98 Integridad 99 Triunfo 2000
Limpieza 2001 Fructificación 2002 Misión 2003
Perdón 2004 Humillación 2005 Multiplicación 2006
Sinceridad 2007 Comunión 2008 Servicio 2009
Voluntad 2010 Compromiso 2011 Sometimiento 2012
Retén 2013 Convicción 2014 Lealtad 2015
Rectitud 2016 Responsabilidad 2017 -

 

FACEBOOK @FORTALEZASTE

TWITTER @FORTALEZASTE

GOOGLE+ @FORTALEZASTE

¡SIGUE CONÉCTADO! ++++

 EN YOU TUBE